0 0

Share it on your social network:

O simplemente puede copiar y compartir esta URL

Ingredientes

Adjust Servings:
200 gramos Insectos secos o deshidratados Cualquier especie de insecto
Aceites o grasas Mantequilla, aceite de girasol, aceite de oliva....
Especias y sazones
Al gusto Sal fina
Al gusto Pimienta negra
Al gusto Chile en polvo
Al gusto Pimentón dulce
Al gusto Orégano
Al gusto Comino

Marcar receta como favorita

You need to login or register to bookmark/favorite this content.

¿Cómo freír o saltear insectos para comer?

¿Cómo freír o saltear insectos para comer?

Freír insectos es la forma más rápida y sabrosa de cocinarlos. Acentúa la textura crujiente en tu boca y añade especias, salsas y otros sazones al gusto para acompañar esos sabores terrosos.

  • Raciones 1
  • Fácil

Ingredientes

  • Especias y sazones

Direcciones

Compartir

Freír insectos es una de las mejores formas para consumirlos de forma segura y sabrosa. Si los insectos comestibles ya son crujientes de por sí, imagina al pasarlos por un poco de aceite hirviendo y sazonándolos al gusto. Al freírlos se convertirán como pequeños snacks para hacer tapas y aperitivos deliciosos. Existen numerosas especies de insectos que se pueden freír, y la elección puede depender de la disponibilidad y las preferencias culturales. Una vez fritos, los insectos se podrán usar para versionar recetas de cualquier gastronomía o cocina del mundo. añadiendo un toque original y diferente lleno de valores nutritivos.

Algunos de los insectos más comunes que se fríen incluyen grillos domésticos, gusanos de la harina, larvas de Alphitobius Diaperinus o gusanos búfalo, hormigas, chapulines mexicanos (saltamontes), entre otros. Podemos freír casi cualquier insecto con el único requisito de que no tengan agua o estén deshidratados. El sabor de los insectos fritos suele tirar a terroso suave por lo que cualquier especia o picante que añadas será absorbido en su totalidad para mostrarse en nuestras papilas gustativas. Una receta con insectos para hacer en cuestión de minutos y con miles de variantes entre especias, salsas y otros sazones para que ajustes los ingredientes a tu propia región y tradiciones.

Paso a paso

1
Hecho

Preparar y deshidratar los insectos

Antes de freír los insectos, es importante asegurarse de que estén limpios y aptos para el consumo. Se pueden lavar y deshidratar para eliminar la humedad antes de freírlos. También es posible quitarles las alas, las patas o la cabeza, según las preferencias personales.

2
Hecho

Calentar el aceite

Vierte suficiente aceite vegetal en una sartén o cazuela para cubrir los grillos o saltamontes al freírlos. Calienta el aceite a fuego medio-alto hasta que alcance una temperatura de aproximadamente 180 °C (350 °F). Puedes usar un termómetro de cocina para medir la temperatura.

3
Hecho

Freír los insectos

Con el aceite caliente, añade los grillos o saltamontes en pequeñas cantidades para evitar que se amontonen. Fríelos durante aproximadamente 2-3 minutos hasta que estén crujientes y dorados. Si los insectos son grandes, es posible que necesites un poco más de tiempo.

4
Hecho

Escurrir aceite

Retira los grillos o saltamontes fritos con una espumadera o cucharón con ranuras para escurrir el exceso de aceite. Colócalos sobre papel absorbente para eliminar cualquier residuo adicional de grasa.

5
Hecho

Salsas y sazones

Luego, puedes sazonarlos con sal u otros condimentos de tu elección, como pimienta, ajo en polvo o incluso chiles en polvo, para darles sabor.

Administrador

Opiniones de la receta

There are no reviews for this recipe yet, use a form below to write your review
anterior
Pan proteico con harina de insecto
siguiente
Pizza de chapulines y otros insectos comestibles
anterior
Pan proteico con harina de insecto
siguiente
Pizza de chapulines y otros insectos comestibles

Añada su comentario

Site is using a trial version of the theme. Please enter your purchase code in theme settings to activate it or purchase this wordpress theme here